Corazón de piernas cortas

Corazón de piernas cortas.     X
                    Que sepas…
que el agua solo crece y se alarga
con la sed.

Pero no te pases...
Tampoco tienes que ahogarte/
ni es necesaria esa capucha de saco
para una lluvia tan diminuta/
delicada.

Está claro que el lazo/ramo de novia
de esta ceremonia/función 
no es para ti...
-Cuando no sabes distinguir entre la prudencia
y los caprichos de tu corazón
estás perdido-.

Por descontado que todo se debe
a lo destartalado/manirroto/
mezquino que eres;
prefiriéndo echar siempre el carro 
por las piedras.

Esa tendencia tuya;
razones a las que te sujetas,
donde se para todo tipo de pajarracos/
insectos/alimañas de tu imaginación...

También sirven para tender la ropa
para que blanquee/se luzca
y te guíe librándote de las alucinaciones...
-Ese futurible calabozo de la oscuridad
en el palacio gris de tus líos-.

De continuar en este mundo de ese modo...
deberías/tendrías que devolverte.
Todo es prestado, 
y cuanto antes saldes/satisfagas la deuda, 
mejor.

Sigues a la espera, lo sé,
en la orilla,
ladeando esa última ola con los pies
como si no fueran a venir más.
Hasta que la marea te trague/
o devuelva como vómito a la arena
una y otra vez...

-¿Castigo o juego de alianzas...?
Anarquía/sedición, disolutos de su unión interior
tambaleándose como si estuvieran completa-mente ebrios
en la azacaya/abadía de Adan!-

¡Qué pena me das...! 
¡Pobre señor!

Un comentario sobre “Corazón de piernas cortas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s