Tengo una pandilla de guerreros

Tengo una pandilla de guerreros      x
agotados hasta los pañales de infancia
atrincherados en las vísceras.
Esta lucha clandestina   
   me horada dede las entrañas
sin previo aviso.
Me da sustos indigestos
hasta provocarme el vómito.

Son gajos de mi flaqueza
que se desgranan sin ningún esfuerzo
con los hilillos blancos colgando
junto a la lluvia de rocío graso-verdoso
que se expande como un aerosol
hacia el arco de mi mano
mientras la aprieto hasta abrirla,
con ese olor fijo 
que me delata
que no me abandona...
A naranja podrida.

Un comentario sobre “Tengo una pandilla de guerreros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s