El tiempo pasa…

El tiempo pasa... la tierra cambia,         xx 
y el hombre perece bajo ella/sobre él
porque también cambia 
-pese al grito-.

Atrapado/apretado entre los dos mundos/ 
-ambos...-
y no puede por menos que sacarle filo al colmillo
                que lo mantiene preso y desangra.

Somos prisioneros en superficie
y del peso de su angustia por desbrozarnos...
Atravesados de continuo por los biorritmos de
                   nuestro organismo/espíritu.
-Opacidad espacial que germina
 como el grano de oro de Belcebú
 en los labios del hada madrina de Heidi-.

Somos plantas, suelo, foso de sonrisa y serpiente/
cosa, presencia, rumor... -alivio sobre la noche
en la gran ciudad de los sueños-.

Divinidad palpable/realidad confusa
minutos de ausencia en su celda de castigo.
Olas de escarcha sobre el capó del descapotable 
                                del rey Midas
en la fiesta donde nos hemos perdido...

Tu desconsuelo viste de Prada
con bragas de esparto y calzón de alcanzabas/
                                 calabazas... 

-¡Te deseo suerte colega!


2 comentarios sobre “El tiempo pasa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s