Me elevan danzarines de puntillas

 

Me elevan danzarines de puntillas       xx
los dedos/pensamiento de mi vicio malsano...
Camino arrastrando los pies por la playa
llenos de briznas de lija suelta
hasta las pantorrillas.
Con el fruto de la lengua en adobe 
del árbol de levas de la queja.

Con el estómago revuelto sacando tabla
esquía una gota nerviosa del sudor 
que me entra al verte. 
Se desliza por el aceite del bronceado 
desde la coronilla de cura 
hasta el fin de mi espalda/espada...

Incierto en sus poses escurridizas
patinando/partiéndome el gaznate
ahogado por este calor tan abrasivo 
áspero espetón 
perdido en tu desierto...

Yo lo sé, tú también; 
el sol, la arena, la toalla, la sombrilla, 
la brisa del mar,
las olas, los niños que juegan
los que pasan y ni te miran...

¿Qué no haríamos con ese regalo
envasado al natural que nos ofreces?
Ese ébano escanciado al vacío
en el acantilado
de los deseos equiláteros.

Descansas medio desnuda
ajena al baile. Delante y dentro
de tantas gafas de sol graduadas
por el cerco de tu preciado/
precipitado y hermoso cuerpo.

¿Qué se podría hacer
para que no resultaras
tan insultante a los sentidos
contrariando esa condición
analítica/animal educado?
¿Pasar de largo tal vez...?

-No,
no es por eso por lo que estamos aquí...
La belleza se lo agradece al corazón
que la siente... 
          recuérdalo!

¡Y no te cortes!
pero tampoco te pases...
Ya, 
pero entonces sigo en el mismo "sitio".


2 comentarios sobre “Me elevan danzarines de puntillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s