Legumbre de fina piel

Legumbre de fina piel    x
delicadamente apretada
dejando entrever el bulto de la semilla
en el estuche/vaina de esos vaqueros
-azul te quiero/verde esperanza-
con tu camisa blanca de tergal...

Una fragua que le duele al hierro
antes de ser enterrado vivo.

La sabia planta necesita de más vigor
para enderezar su tallo cuando/
cuanto más tierna está
distraida entre el follaje.

Un simple beso  -plumón depositado al azar-
en sazón sobre la cúpula del templete
le puede hacer algún tipo de cosquilla
pero necesita de otro tipo de juego
para reconocerse/empalmarse mejor.

Sin sol que lo mime,
-por mucha tentación/dedicación
delicadeza e imaginación que se tenga-
el polvo se queda siempre flotando/
sonambulo/vagabundo
           y no se deja/ni se puede ver.

Tendríamos que olvidarnos de la colada
y de limpiar tan a menudo.
¿Qué te parece otra mano de pintura 
a esa puerta y las figuras 
que juegan en el espejo de la pared?

-Sí, ya te lo dije.../que están para otra mano...

4 comentarios sobre “Legumbre de fina piel

  1. Es verdad, el polvo se resiste,
    se posa por encima de la cama,
    va resbalando por las sábanas,
    hace remolinos en mi soledad,
    busca elevarse y caer sobre mi piel
    y empolvarla hasta despertar en ella
    el fuego que se fue aquella noche
    que me dijiste adiós.

    Yo creo que también estoy para otra mano, jajaja. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s