Cruzo ya…

Cruzo ya... 
sin ninguna posibilidad/viabilidad         xx?  
      ocioso en escolta de su talle
donde me aclama la claridad/
espesura del verbo...

¿Prevalecerá él de entre sus recuerdos
en la escucha/
escuela de los átomos de la memoria...
Amalgamado/aclamado por los arrecifes infieles/
infelices e incómodo cajón de su sepulcro
y la completa curvatura/
parábola del ser... ¿?

-¡Para Rintintín…! 
que has entrado en barrena.
Se te ve a cien yardas.../a las claras de huevo
                               -las intenciones-.

¡Por fin lo entiendes pupilo mío!
¿Sabías que los puñales de Julio Cesar 
                          auparon a Augusto?
-Sí, y que la conciencia aprende/prende sola.

Pues... 
[Hora est orandi  (“Es la hora de rezar.”)]
-¿Y dónde iremos después? 
¡Porque tengo unas ganas locas de ver 
si esto cambia algo/ -aunque sea un poco...-!

Mejor nos tomamos una copa/ o unas cervezas¿?
¡Echa para el otro lado.../ tuerce 
                  -es justo en esa esquina-!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s