¿A dónde va a parar el tiempo que perdemos/

¿A dónde va a parar el tiempo que perdemos/   xx?
despilfarramos/se desperdicia...?

Alguno lo lleva como deuda a la chepa
durante todo el día/o a “cucurumillo” en señal de castigo.
Otros esperan que vuelva dando saltitos a la inversa.
A imagen y semejanza de los paneles...
-cuenta volumen/flujo de las gasolineras-.

Personalmente/creo... -y no tan personal- (¡)
que se dedica a delatar/profundizar/
minar nuestro pozo/calabozo de castigos...
Cavando túneles entre nuestros diferentes yoes/
vasos comunicantes hacia la angustia
y la incertidumbres...

Para que cada vez nos cueste más trabajo salir adelante 
y dar con la veta de oro/gemas/glorias 
de la vanidad/loterías...
-Por haberlo desperdiciado-/atorando
los cojinetes de nuestra vago-neta.
¡O algo así...?

Pero entonces me surge una duda...¡¿
¿Qué más da lo que hagamos sin él...?
¡Es nuestro y siempre lo ha sido y lo será...
Y mientras tanto, le vamos a hacer 
lo que nos dé la gana!
¡¿A caso no hacer no es algo...?!

El tiempo, queramos o no
nos va a sobrepasar.../degollar/desollar.
Nos observa desde su torre/muñeca/
pared/lejas/reja
como una espada de Damocles...
Haciéndonos rebanadas a cada instante,
cortándonos en filetitos de a gramo/
-puntos en la esfera-.

¿Qué importa en la situación/postura que caigas
sobre la fiambrera/cadalso del engendro/reloj...? 
Si nos van a devorar de igual modo/forma
los días/las horas/minutos/segundos/"troll”...

Hagámosle ese gesto seductor.../sonrisa cautivadora
mientras lo sorbemos sedientos...
Sintiendo el filo de su cristal roto en los labios/glande/vagina.
Como el beso chispeante de una burbuja/pompa que estalla
despertando nuestros sentidos/libido/liviano instinto...
Gusto por más.../y otra vez más/y más...

O con ese dedo corazón empalmado/“peineta”
para que se lo meta por el culo y se de cuerda/acuerde de ti.
[“Sine cura” (Sin esfuerzo...)]
¡Así, sin pensártelo dos veces...!

-¡Joder, qué tío...! Lo malo de todo esto es 
que después de la eternidad,  ya no quede nada...!?

¡Bueno.../tampoco se puede ganar siempre!

2 comentarios sobre “¿A dónde va a parar el tiempo que perdemos/

  1. El tiempo, eso que nos compromete cada día,
    hacer, no hacer, llegar, no llegar…
    las tres, las cuatro, las seis,
    son tan solo espacio para amar,
    para reír, para llorar
    tan solo una quimera que nos encierra
    en una rutina agobiante.

    Y… la eternidad es demasiado grande, mejor acortarla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s