Estoy aprendiendo a leer entre líneas

Estoy aprendiendo a leer entre líneas    xxx
en la desesperación de encontrarme
tal y como me veo.
¡Lo que soy... el mismo "yo" de siempre!

¿Somos lo que somos porque lo hemos elegido
o porque no nos queda otra solución/más remedio?
Así, ¡Al tun tun!  Por decir algo...

No sé…    
Yo creo en directo y sin ningún tipo
de ficción holgada-mente
que soy lo que me gusta.
Una parte de todo aquello que tengo y disfruto,
bajo la conjunción ser/libertad... Anónimo/antónimos y 
sinónimos...      Simios encaramados
subidos en el mismo árbol.

La tripa del entendimiento
          y... sobre todo las mentiras
A todos los voy ahuyentando
sujetando con la correa a la cintura
                    de mi pobre esqueleto.
Relleno forrado de grasas y de sebo, tipo michelín.
Roñas, hambres atrasadas/cataratas de desechos
que no encuentran, ni de coña, entrada a la salida...

Alguna vez he atinado a clavarles/
hincarles la garra, el puntal de la hebilla
en el agujero justo -como el matachín-.
Evitando que me apriete/reviente/chillen como fieras
llenándolo todo de mierda y de sangre
sueltos sus esfínteres.
-Menos ahora que te lo cuento-

Somos el marcapasos de la naturaleza, tambores de guerra
en el horizonte. 
Trueno encurtido de su ciclo reproductor destruyéndonos.
Arena que se inventa a sí misma cayendo en cascada
           de su caja de huesos a la otra. 
Momia desliada/desleal/rebobinada de un viaje incierto
guardador...
Radiografía, foto, culo del mundo/crucigrama de ficciones
en el rabo/cerebro del Universo
                       que se cree/crea un Dios
para sujetarse y tocar con su dedo indice el cielo...

-¡¡Anda ya!!
¡Todo eso y nada es lo mismo!

Vuelvo la espada

Vuelvo la espada del revés            x
        -por donde no corta-
huyendo de hacerte daño.
Pero aún así...
me la quitas de las manos
-me tumbas- 
y me posas sobre su filo boca abajo.

Acaricias con tu dedo pulgar
el horizonte plano
hasta llegar a la punta de la hoja
asegurándote de que tiene filo.
Y te decides...
le das un golpe seco
partiéndome literal/lentamente 
                          en canal.

Empalado de alto en bajo
con el cuello retorcido
y la cabeza apuntando al suelo,
moviéndose de forma compulsiva
-presa de algún nervio que anda
todavía por ahí suelto-
mientras se desconecta...

Desgajando las crestas de las olas
de un océano frígido/temeroso
en el interior del tálamo de mi sesera...
Reflejo ecos entre continuos parpadeos
-chispas de estrella que se desvanecen-
destellos de una luz descompuesta
que no escucha ni atiende
los matices de esta oscuridad...
Que no entiende como se desangra
el último cuerpo que me quedaba
en el depósito de cadáveres
                           para ti.

En el fondo... -a veces se nota-
como que no quisieras que existiera.
¡Aunque reviente/s...!