Solo, en la agonía de mi muerte…

Solo, en la agonía de mi muerte...      xx+
vomito al mundo la angustia que me retuerce.

Nunca sabré si el amor que me brindaban
era de cera de vela o de bloques de montaña.

Nunca sabré si la fe que me cobijaba
era divina o terrestre... sincera o amañada.

Cuántas veces canté con idénticas melodías
mis desgracias de siempre a la vuelta de cada esquina.

Cuántas otras rebocé mis mejillas
con lágrimas rabiosas, "preñas" por la desquicia.

Cuántos gorjeos tenía de “pensá”
en el yugo sudario de no hacer “ná”...

Cuanto tiempo tendré que oler y seguir velando
a este cadáver fresco... parásito que acompaño.



El día…

El día...              xx+
nuestro lecho de muerte.   
       Ayer, un suicidio. 
     El mañana... una agonía. 

Hoy y sólo hoy pensaré/
que pasaré por alto todo esto.
Porque yo.../ 
yo sigo a lo mío.

-Manus  lavatmanum (“Una mano lava la otra”.)
Así es como desfila/se desinfla
desangra uno...- 
[Es el tempo de la vida]

Se me pone el sistema circulatorio

Se me pone el sistema circulatorio        x
desabrochado/desencajado/desatendido...
El rojo lleno de zancadillas 
con maniobras a la deriva
va siempre a lo suyo.
El azul ni te cuento...

Como árbol de ramas secas
empinadas sobre los huesos
de una tierra sin tierra
chupando del tuétano.
Cavan galerías para los gusanos
del día D/después...

Escarpias sangrando a borbotones...
Carne troceada que se desbarata
al compás del sacudido felpudo
tendido/colgado del cordel
en plena agonía.

Balbuceante corazón enojado,
irritado por/de tanta soberbia/caprichos
de tanta inclemencia/furia de los elementos.
Amotinado/colapsados en un dirigible sin causa,
con aires de mala influencia/reputación,
en el lado tórpido de un mártir
que se faja/zafa de serlo.

¿Un rectificado a fondo?
¿Un trasplante?
¿Una transfusión contaminada?
¿Una inyección a la vena de virutas de cristal
de óxido de calavera?

¡Si, eso es lo que necesita!
Para ver si lo noto, se nota vivo/activo
y manda de una vez orden y concierto.
Que ataque al espectro de su vida,
que le tiene oculto en la parte oscura
de la cicatriz abierta por el lancero
empitonado/empalado
contra la pared de su costillar/
puto destino...