Tenemos un día gratis

Tenemos un día gratis cada 24horas,         xx   
con un preñado puño/puñado de sesenta minutos/
-lluvia en racimo del obús del tiempo...- 
de gatitos pardos/
gatillazos si no apuntas bien.

Puñal en la cintura/faja de Ala-di-no 
que nos adorna con alhajas/piedras preciosas 
de sesenta segundos interminables...
Toquecitos que titilan/palpitan como frotes 
en la chepa del genio-reloj
para que despierte y nos satisfaga.

¿Y todo eso para qué?
¿Para no hacer nada de nuestras manos...?
¿Nada que merezca la pena/ni la gloria?
Ese derroche/brindis al vacío. 
¡Y el amén de turno!?

Transmutación/aliteración/resurrección
...devenir de periplos de vida
en un espacio infinito e insignificante/
[Tú].
Un cuerpo venido/lanzado al espacio
separado/cortado de su manguera de buzo
-cordón umbilical-
nada más que para morir perdidos en el espacio
en otro lugar/ya vaciado.
Desde el mismísimo momento en el que emerge
...asoma la cabeza desde la otra carne/
-estación orbital/mamá-
que te compartía complaciente.

No... 
No tiene mucho sentido que no haya un sentido
para todo esto/una razón/un objetivo que cumplir.
Pero es así!
Te vas agotando/consumiendo desde que naces
mientras ves/notas/sientes en tu piel/corazón/cerebro 
como te gastas.
Y te apartas del que conoces como tu yo
cuando te arden/ladean o te quitan las circunstancias
enterrado cada día un poco más
diluyéndose tu polvo de hada/-milagro-
convertido ya en pobre fantasma.

Somos el hechizo de un choque fugaz/
-casualidad entre casualidades-
destello chispeante entre dos piedras vivas/entes 
que laten y queman en las manos de su creador...
-Tú y el resto del universo-
que se apaga desintegrado/ igual que se creó   
-evaporándose como parte de la parte...-
Cada parpadeo de nuestra diminuta luz es un guiño
que intenta prender/dirigirse hacia algo...
guiñapo a la eternidad que nos subestima/
sobrevuela y sobrepasa risueña
-riéndose a carcajada limpia de todos nosotros-. 
Igual que el zumbido de un mosquito destruye
la tranquilidad de la noche 
de un sueño de verano.

Somos larva de mariposa/gusano que se enrosca/enroca
-incluso así permanecía antes de su nacimiento...-
y asoma incrédulo a su perplejidad/prepucio/
precipicio de la hoja con miedo y asustado
...algo que ya nunca le va a abandonar.

Mundo/hilo/hielo/ojo... escarcha
...hijos del sol y de las sombras!

No, 
no somos nada... (¡?).
Y esa negación/aseveración me abruma
-...como si de verdad existir significara algo-.
    ¡Total...!


* Publicado anteriormente  18/05/18

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s