Mi a-isla-miento…

Mi a-isla-miento...   xx.
es la única defensa que conozco
para impedir tu inhumanidad/indiferencia
                      maltrato psicosomático.
             
En otras palabras;
lo que pienses tú me da exacta-mente igual
pero... 
me gusta quejarme.

-¡Cualquiera diría que te están matando,
por Dios...!
¡Pero es que se trata de eso!
        ¡¡Me están/s matando!!

-Admito trabajo hasta tarde,
puedes continuar así todo el tiempo que quieras...
me resbala/me la suda!

P.D.
Hay un momento alrededor de cada persona/
con cada palabra/en cada problema
desde el cual nos podemos defender/proteger en su hondura
a la sombra
          -como un guerrillero/borracho buscando su hogar
esas habitaciones/quebradas donde alguna vez moró-
Dar con él es nuestra meta y ser su valedor
también.

Ten en cuenta que hay algo sagrado en la idiosincrasia 
de las especies...
como eslabón perdido/un resumen de/en cada cual/
un empeño de la creación para que nos entandamos.
Ser educado/adecuado a la naturaleza de las cosas
                    como el agua y el viento...
facilitará tu aceptación/adaptación al medio/
las gentes/ y de sueños...
orgánicos e inorgánicos su aliado.

Nuestra imagen nos traiciona/ es un imán de exigencias
frente al espejo del yo absoluto
-con el que siempre estamos en pie de guerra-
y te hundes en la profundidad de su reflejo
porque no paras hasta parecerte a él
                             perecer con él.
Como el silencio de una respuesta invisible/imposible...
perseguimos una utopía... un espectro/
Nada que no tenga solución.

Si cualquier compañía/relación te causa dolor y sufrimiento
lo sorprendente del acto sería quedarte lejos...
-hay que luchar!-
Nadie en su sano juicio
abandona el campo de batalla al que ha acudido
voluntariamente/ o a empujones no reñidos
consentido...
Esa facultad de poder decir que no
vale su peso en oro... pero es una derrota anunciada.
No caigas en su trampa. 
Volver es no haber terminado, sólo eso/ 

-Y vivir de/con esa falta del final para siempre 
                         también es injusto verdad¿?
¡Estoy harto!/qué asco... siempre igual...
¿No te sabes otra canción?

Orar en la capilla del Señor es demasiado dulce.
Me gusta más la vida salvaje/de imprevisto... 
esa que de pronto estalla como un proyectil/obús
de tu guerra civil/secesión particular
        olvidado bajo los cimientos
                       escombros de tu redención/
como un terremoto de amor...
en la ciudad sin ley del corazón y del espíritu.
-Eso no es amor... imbécil/ es una tragedia griega
pero sin dar por el culo.

Me gusta el pan con chocolate y la leche preparada.
-Ya, y a mí... -no te jode-!

*Publicado anteriormente 15/10/18



6 comentarios sobre “Mi a-isla-miento…

  1. La facultad de decir no por qué va a ser una derrota? A veces negarnos también nos salva. Particularmente soy de la opinión de que a veces hay que dejarse de tanto pragmatismo y como bien dices dejarse llevar bastante por las emociones o el momento imprevisto. Un saludo de sábado.

    Le gusta a 1 persona

  2. “Volver es no haber terminado, sólo eso/ “.- Somos un Sísifo permanente y muñecos de nuestro destino; como bien lo expresa un refrán .- “Y vuelta de la burra al trigo”.
    Me gusta un montón tu escrito, amigo Lucio.
    PD. después de unos meses de hastío vuelvo de nuevo al tajo; mi energía se apaga o mi fuente se agota, o algo de las dos cosas.
    Un abrazo, amigo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s