Mi linde/

Mi linde/              xx.
    límite de mis dominios son mis demonios.
            Soy frontera, distorsión de utopías...
                      -combustión de megapíxeles-. 

¡Ay, qué cosas me salen, se me ocurren/
                                   escurren...! 
¡Jo!, si no fuera.../llega a ser por ti, mi yo! 
¿Cómo habría podido perderme todo esto...? 
            ¡-Jesús, qué suerte he tenido contigo-!

Y a todo esto...
Ahora no me pareces tan peligroso, ¿te acuerdas...?
Como el del otro día
     haciendo malabarismos por el filo de la cuerda/
                                               navaja.
En tu templo convertido en mercadillo...
Retando a todo el mundo/ 
                            -escribas y fariseos-.
Contra corriente, buscándote la perdición tú solito...
-al final creo que te clavaron- ¿no? 
Ni tu padre pudo/ ni vino en tu ayuda.

¿Díme una cosa... 
¿Qué piensas del follón en el que andamos/
                                       estamos metidos?
¿Tú crees en la resurrección de la carne 
y en la vida eterna...
o eres más de reencarnación? 
Crees que el alma humana, después de la muerte 
        emigra a otro cuerpo, -repetidas veces/ 
                                  si hace falta...-
            hasta quedar definitivamente purificada?

-Eso último me suena más a cuento chino. 
Pero bueno...
También hay quien dice que somos un experimento
              alienígena abandonado a su suerte.

Escucha...
¿Crees que algún día nuestro cuerpo mortal 
volverá a tener/cobrar vida, 
-tal y como los conocemos hoy...-?
Que al final de los tiempos habrá un Juicio Final
       y una restitución/retribución para el alma 
en función de su compromiso socio-terrenal?

Y por último... 
¿Crees que la naturaleza del cosmos albergará
perfecta-mente a este ser renovado, 
en la conjunción cuerpo y alma 
                 para todos los siempres jamás?
-¡Hasta otra colega, -que te las das de sabio-
¡No te das cuenta/ 
que te has confundido de persona...!

Uffff, es que con tanta información de lo que debo 
                             o no creer/hacer... 
-esta cabeza no da para mucho más-. 
La tengo hecha un lío... son tantos ya 
que nos la quieren meter/
-vender la moto-.

¿Y las máquinas... -que se me olvidaba- 
                 que va a pasar con ellas 
cuando lleguen a ser o se crean como nosotros?
¿Nos seguirán donde le hemos dicho que vamos/  
y quién nos estará esperando allí...?

-Te recuerdo que los médicos de la cabeza son caros...
como los del corazón.
Ya... 
por eso los del espíritu sólo aceptan donativos,
-nunca van a salir de pobres-.

-¿Y el cielo, se te olvida el cielo?
El cielo puede esperar...

P.D.
Creas en lo que creas/sientas lo que sientas... 
              la realidad es siempre bien distinta.
Por eso creemos.../sentimos en una única dirección
para ver si se rompe el maleficio
-...pero el hechizo es global-.
Todos vamos en el mismo barco.
Nadie puede escapar a l@ corriente del río
siendo río.
-Si ves así es porque eres así o te han enseñado así-/

Tendríamos que ser otra cosa/en otro caso
nacer de nuevo/ de otra manera... ocupando otro lugar... 
Negarnos/abandonar la utopía/grilletes
de nuestra vida presente/pasado y futuras
para alcanzar la orilla 
y ver sin las gafas de culo de vaso/sociedad
                ...nuestra autentica verdad.

Somos prisioneros de nosotros mismos
                 de nuestra herencia genética/educación...
Para escapar tenemos que transformarnos como las larvas/
gusano de la mariposa... sufrir una metamorfosis
           y no a lo Kafka/ -espero que lo captes-

Tal vez... para ser mariposa 
tengamos que pasar primero por ser gusano.
-sea lo que sea nuestra ley de vida/leitmotiv/
                                           sentido final...-
Nos arrastramos en la ilusión.

* Publicado anteriormente 14/09/18


6 comentarios sobre “Mi linde/

  1. Esto debería de estar en un libro, casi tal cual está escrito. Es muy bueno. Sea cual sea la realidad siempre depende, aunque solo haya una/ ¿Quién no se ha equivocado alguna vez de persona con las trampas de la mente? o la alevosía de los demás, sin mencionar la inocencia encubierta de una coraza que quiere aparentar que de eso no tiene nada, aunque por dentro tema y se auto critique por creer.
    La vida transcurre y tal vez no estemos aquí cuando se alcance a responder alguna de esas preguntas sobre la existencia del ser humano y sus creaciones, sus deducciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s