Escribí una vez…

Escribí una vez... en mi piel          xx-
las iniciales de tu nombre
con la punta de acero de un bolígrafo
-girándolo-

Corté bajorrelieves en porciones
con círculos minúsculos 
hasta que brotó la sangre
-seguro del daño que me hacía-
equivalente al gozo que sentía por ti.

Pasado algún tiempo
intenté borrar la marca
en alguna ocasión, -sobre todo
cuando discutíamos-
...o aparecía otra chica en el panorama.

La primera vez lo hice
con la cabeza de una cerilla ardiendo.
Su cúpula/pompa opaca de la piel
marcó un soberbio cerco
-más amplio de lo esperado...-

La carne viva de su interior se llenó de "agüilla"
que al secar niveló lo escrito pacientemente
hasta quedar fundido como un parche/
-parecido a las vacunas de antes...-
en la corteza terrestre del cuerpo
con su costra/ -en recuerdo 
de su otra media naranja-.

Más adelante hice algún que otro retoque
-justo ahí/o al lado-
conforme se me iba calentando el corazón...

Uno fue con la brasa de un cigarro
generando un cráter.
Otro con la cuchilla de afeitar rallándolo!
O con insistentes restregones
por los zócalos de alguna pared de cemento.

-Para estos últimos escarceos-
creo que ya no estabas...
Es posible que a esas alturas de la contienda/-vida-
ya hubieras partido/desaparecido.

Hoy... 
cuando miro la cicatriz de mi muñeca
compruebo/ -que todo ese empeño por cambiar
lo pasado- fue en vano.
Que no sirvió para nada...
-porque sé lo que esconde-.



6 comentarios sobre “Escribí una vez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s