Esta noche

Esta noche he notado     x+
el vuelo de unos gansos del norte
batir sus alas al fresco por mi espalda
-en sentido contrario a las agujas del reloj-.
En el vello erecto/de punta se aprietan 
buscando refugio...
He alargado la mano buscando la sábana
y he chocado con tu rodilla.

Ayer fueron tacos,
dientes de marfil -tipo... Bram Stoker-
cavando un tímido nido de barbecho.
Un tamiz de vocablos/bocados 
a lo largo del costado del gusto del diablo...
por el talud de mi espalda
según se sube desde la cintura.

Vuelvo a jugar con el papel carbón/de calco
para no equivocar la trazada...
-que todo se parezca
a lo que quiero que sea hoy de nuevo-

Con miedo de que no suceda igual
al que he grabado de tu imagen
sobre el sitiado cuerpo... -ya prisionero-
Lapicero y pluma cabalgan
a lomos y/ritmo de estampida/estampitas 
con su trazado ejecutor guiado por su maestro
-mi fiel/imperecedero álbum de deseos-.

La mañana surca así ese mar de la carne,
entre las llamas/llanura de penumbras ensoñiscado
mientras se calienta mi cuerpo
al son/sol del tuyo...
Despierto o no -todavía de su tacto atado-
el navío suelta los cordajes/amarras
y navega a la deriva derritiéndose
de cualquiera de las potenciales maneras... 
vertientes/lodos junto a la playa
donde se amansa
-cerca de la cueva del tesoro
del pirata...-

Que sepas que me dueles desde tu boca 
hasta el alma -al imaginármelo...-
   Cuando me besas de la barriga para abajo
un alambre de espino se enreda en mis ingles
y zigzaguea regateando esbirro
evitando el paso de tu lengua hacia la quebrada...
Y te sujeto la cabeza por las orejas
para verte mejor/comtemplar 
-lo bien que lo haces-.

Tus labios laten, flagelan el corazón de la luz
-filamentos al rojo vivo-
como el vuelo de una mariposa inquieta
acercándose a la lámpara que la ha de matar
y sin hacer el menor ruido se posa dulce
seduce/emerge o se duerme
mientras aletea presa del hambre que le crece
/que se acerca en ayunas desde su vaguada
con su trompeta de jauría de lobos/
galgos de presa y podencos
-badajo/al son de las campanas de fiesta 
             en este trajín de dioses...-

Sus alas en forma de manos me mudan/saltan
saludan esquivas/se retuerce en el círculo de arena
con el toro chocando contra el burladero.
Apretándose la masa del gentío por ver la faena
desde la localidad/loca verdad 
-verbena/castillo del placer-.

Una despedida de pañuelos blancos
que me invita a pasar/que me lleven a hombros
cuantas veces pueda/aguante la algarabía.
-Cuando ladeas tan sutilmente tu mirada/gesto...
sabedora de lo que te viene encima
después de lo visto
a poco que me des otra oportunidad-
¡Insisto...

Ya sabes que tienes -siempre- toda la razón
la última palabra/
y el pájaro en tus manos/regazo
para que lo beses o lo metas donde quieras
antes de echarlo a volar...

Espera...
tal vez, y si no es mucho pedir...
Podrías darte la vuelta/ querida?
¿Has oído la banda... 
-después del pasodoble feliz-/
han tocado cambio de tercio.
-¡Vale, amor!


* Publicado anteriormente 16/JUNIO/18

2 comentarios sobre “Esta noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s