Brinco/

Brinco/brindo conmigo              xx.
                 después de haber tirado las copas, 
                    y tú lo sabías... -que iba a pasar-    
Sobre su lecho de cristales rotos/
alfileres en mi piel salpicados, infeliz 
                       las veinticuatro horas del día.

Aprieto al frágil huésped/de tu alien... 
-mi enamorado, eterno corazón-
y te lo reembolso... -no sin antes- haberlo rodeado/
estrechándolo entre mis pulmones
con un fuerte abrazo y/profundo suspiro 
       que lo atraviesa como la flecha inexistente 
                      de nuestro -en huelga- cupido.

Y todo porque me ha parecido verte llegar
sin estar preparado... 
atada desde tu cordón umbilical de la razón/
en mitad del espacio de una calavera sin seso 
                    envasada al vacío... -flotando-
       en un témpano de hielo/iceberg otra vez.

El saco del miedo, 
-eco de esa voz me atosiga-/cielo ciego... -entiéndelo-
                         de principio a fin...
Ese es mi sino/signo, -yugo del cabreo/cabestro- 
y la campana 
badajo colgando al cuello de las ingles 
             tambaleándose ya en ruinas...

Y vuelo alto 
con las alas desplegadas de mi boca a gritos/
los labios empujando la voz muda hacia donde estás... 
como un latido/
latigazo en el lomo de la bestia
de la compasión olvidadiza.
Reo de mi honor defenestrado... -ahora en el calabozo-
calabobos de mi Tin Toy del Toys"R"Us/
tú sabrás...¿?

Tu pájaro lobo/Ícaro derretido cae desde lo alto
aplastado por la piedra de Sísifo... que resbala
en la negra noche donde mi alma se ha quedado prisionera
       -igual que una lluvia de estrellas de babas
       en los ojos de cristal de una estatua
con vida/rota...-
Y como un tonto principito, con mi bufanda al cuello/
soga atada a tu muñeca Marujita, 
me dejo ir...
yoyó de tus juegos de primavera en el templo de Atenea/
antenas/cuernos del caracol de la esperanza
acariciados 
por las yemas de unos dedos sin fe... Tú.

Pero no me importa, hay más agujas de cambio 
en la estación del tren/a cada metro de la eternidad 
donde se pueda morir de diferentes formas
y yo... 
yo he elegido este calvario
sin monte ni cruz/ pero en vías de extinción.

A mi corazón de gato, le sobra una vida...
-eso me dijo el doctor la última vez- 
Que de cada tres infartados cae uno 
y yo en proporción/llevo seis...-

-El cava no estaba malo, -ni mucho menos...- 
¡Rico, rico!
Sólo es tu cabeza 
que se atonta/amontona/-atora con poco- chaval!
Déjate respirar en lo profundo
-embolsa el aire...- contenlo y siente el mareo
de la felicidad en su huida/



5 comentarios sobre “Brinco/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s