Y entonces apareciste tú…

Y entonces apareciste tú...  xx? 
   como vuelta de unas vacaciones horribles
           igual que de un despertar desaliñado
sobre el terreno que me tienes en renta... exuberante
                                   pero en baldío.

Frívolo se repantiga mi asedio ante tu presencia.../
asentamiento que despliego 
sobre la totalidad de la planicie de nuestro Universo
con un único deseo
un clímax, ambiente nuevo... 
que cambie la rotación de La Tierra
y conocerte a su rebufo
desde primeras horas de la mañana 
                        en cada minuto que te pierdo.
                                     
Y cederle a su esplendor
la encarnación del sueño puesto a remojo
                24 horas antes... -porque se lo merecía-.

¿Qué ha quedado de todo aquello que imaginé?
Adobe/arrope de amor 
         con ligeros toques de lujuria...
                  ¿Y qué coño es eso?
                  ¿Tizas blandas en aceite, un cocido?

¿Qué has hecho de mí, ilusión traidora?
                  ¿Un espantapájaros?

¡Y tú tan lejos corazón... como siempre!
Serpiente que repta/resta, -que no la veo nunca venir-
                con la manzana del pecado en la boca.
Ni te acuerdas de lo que Dios nos dijo... ¿verdad?


2 comentarios sobre “Y entonces apareciste tú…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s