Sólo eran trozos

Sólo eran trozos            x
antes de que yo lo pensara/tensara así...
Desde la papada donde se copilan, columpian
las gotas del sudor sobrante
hasta la cortina craneal/veladura
nefasta de un careto
fisonomía desencajada.

En esa edad intermedia/dolosa...
donde el péndulo de la batería del reloj
“suplícico”/silícico, recalcitrante y labriego
empieza a rozar/arar la tierra, campos...
de tu interior marcado por los pasos del latido/cultivo
en lo que te vas convirtiendo.
Prisionero de sus cantos de sirena/demonios
de un mar agitado en calma.

Como los polvos de campanilla
en una película/cuento de terror...
Sólo valen para alargar la trama/rollo
creyendo que algo podía salir bien,
cuando siempre lo hemos sabido
o no lo sabemos a ciencia cierta...?
-el cómo termina-.

-¿Lo sabes? Anda, dímelo...
"A buen entendedor con pocas palabras basta..."

-Y un poco cabrón si que eres, tú.

2 comentarios sobre “Sólo eran trozos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s