Con los ojos abiertos

Con los ojos abiertos       xx
-desde la cama-
en la oscura habitación,
apenas alcanzo a dar 
con la llave de la luz/
interruptor.

Estoy en el fondo
de un estanque lleno
de algún tipo de líquido
en el que se mece mi cuerpo/
ánimo...

Nado con un solo brazo/mano
intentando hacer pie.
Sin ninguna resistencia
-más bien todo lo contrario-
choco con infinidad de cosas/
objetos...

Recorro su rostro
con la punta de los dedos
buscando ese gesto/detalle
que me resulte familiar.
Pero no... 
Se trata sólo
de la cara de la pared/
yeso cortado para enlucir
el rostro de lo imbécil 
que soy...

Creo que todavía estoy dormido/
o soñando o quizás despierto...
¡No sé qué coño me pasa!
No lo sé...

Parece que no me he levantado.
Ni ha sonado/ordeñado el tiempo
el despertador.
Ni es de día.
Ni es ayer.
¿O es de noche? ¡Ufff...!

Que bonito es el fresco/globo negro/lobo
que se va alejando/dejando atrás 
en el limbo de la noche
con la serena calma de la mañana
hacia lo brillante/valiente de lo desconocido.
Y más... con esa sensación encima
como si ya ni existieras...
como si nacieras de nuevo,
como que te diera todo igual.
Ni querer saber si eres/
de verdad o no un sueño...

Porque la vida ya te ha olvidado de nuevo 
sobre el cajón/
tabla de la mesita de noche...
En el vaso de agua 
donde navega tu alma 
       en un bote hecho de esquirlas de tu corazón.
Con ese precavido flotador de papel de estraza
a cada suspiro/brazada que das/nadando 
hacia la costa de la salvación...

Ni la sed, ni el sueño, ni tú
sabéis nada de la oscuridad que se avecina...
Todo son cuentos chinos para no dejarnos dormir,
ni descansar en paz/-mientras tanto...-
-Somos así de idiotas/masoquistas-

Con cada respuesta que nos esquiva/moraleja/reflexión
y en su interpretación/representación de la obra...
se hacen apuestas/trenzan nuevos mundos/nudos
a la piedra/ancla que nos ha de hundir 
hacia el abismo del mar
            de nuestra desconfianza en el futuro...

Somos el Frodo del Señor de los anillos/aullidos
de nuestra desolación/inseguridad 
                            a perpetuidad.

-Y todo esto, porque no te despertabas... 
¡Joé, Jonás! 
¿Te acuerdas del vientre de la ballena?





Un comentario sobre “Con los ojos abiertos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s