Se olvidó la sombra de seguirme…

Se olvidó la sombra de seguirme     x
entretenida mientras esperábamos
ligando con la de una amiga.

No sabe la muy tonta
-porque no presta ninguna atención-
que hemos quedado para otro día/
más tarde.

Qué impaciente es.
No escucha cuando le hablo,
haciéndole el amor/besando, agarrada 
a todo quisque.

Apenas podía distinguirlas...
-la una de la otra-
Cuando no está así de atareada
anda por los suelos
buscando alguna pared donde empinarse.

Le gusta ponerse a mi nivel,
nunca se da por vencida.
Incluso a ratos la observo
y se vuelve arisca, rebelde, intolerante
insolente, rozando la anarquía/paranoia...
Creo que se quiere ir/soltar,
independizar/emancipar.

Hay días de completo desasosiego
en los que se abalanza
sobre todo lo que se mueve,
cruzándose en su/mí camino.
Estoy seguro que busca darme el cambiazo
a mis espaldas/por pies,
en cualquier esquina.

Parece que a todos les pasa algo similar...
cada cual termina quejoso
enfrentado a solas con la suya.
Estas sombras no son como las de antes.

La mía sólo se parece a mí
en determinadas poses,
hasta discutimos a menudo
por donde debemos echar
o a qué botón de la luz sucumbir.

Sobre todo, ante esos puntitos sinestros,
ámbar/verde manzana, rojos/azules.
Ojos de ratón de la modernidad.

Hay tanta luz que extraña...
¡Pobrecita mía!
Mientras me siga, bien va.


8 comentarios sobre “Se olvidó la sombra de seguirme…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s