Otra vez los días

Otra vez los días se hacen largos/ -lagos    xx 
tan grandes por San Juan...-?

Memoria prodigiosa conviérteme en tu diablo/
aliado y esclavo;
me recuerdas tantas cosas que ya no existen.
-querida mía-/
He recibido llamadas muy extrañas
en el hogar/ocaso de mi sesera/
estoy tan inquieto...

-Aquí me tienes, ¡desembucha!
Soy todo tuyo...
¿Qué he hecho esta vez?
Sabes que soy sincera/clara/atractiva-mente inconclusa.

¡Ahora lo entiendo...! 
Desde aquel entonces nada ha vuelto a ser igual?

Mansedumbre del ignorante rescatado de su ocio
odio/oído genital/cenital y amparo...
¡Dime que lo he interpretado mal.
¡Vamos...! ¡Dímelo!

-Tú mismo...

P.D.
Nos hacemos pasar por bobos inocentes/
-como el que nunca ha roto un plato...-
Cuando sabemos de sobra 
lo que buscamos y nos interesa 
a cada momento.

Después del festín/
-orgía mediática con uno mismo-
lo enmarcamos en el recuerdo 
con lucecitas de neón.
Y luego nos quejamos de que se ve todo lila/

Está claro que el ayer tiene su valor
como moneda de cambio del presente
invirtiendo en futuros...
Pero se nos olvida la verdadera realidad
-la de los hechos- 
cebados de por vida
con lo que quisimos/ o queremos creer.








Un comentario sobre “Otra vez los días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s