Busco de una sed no apagada

Busco de una sed no apagada       xx
para beber de los labios del lamento
que todavía ondea en las crestas
de la llama que me llama.

Busco debajo de las palabras
algún gusanillo alguna larva...
Las levanto y no hay nada
sólo galerías, restos
de algún tipo de vida.
Pero ella no está...

Busco en el plato quebrantado
del color de los dientes sucios,
marfil turbio translúcido
bancal del hambre del diablo.
Pero nadie me escucha...

Busco en el hormigón recién tirado,
hiervo en sus pompas de arenas movedizas
en una tierra estéril infiel llena de trampas.
Saco el brazo en el penúltimo momento,
con el último esfuerzo abro y cierro la mano
esperando que me agarres, que me rescates...
Pero no sucede nada.

Podría soñarte para así
dejar de darle vueltas a la cabeza
de una vez...
Pero continúo empeñado en darte forma.

4 comentarios sobre “Busco de una sed no apagada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s