Pastoreaba mi rebaño de atrocidades

Pastoreaba mi rebaño de atrocidades          xx+
al amparo del árbol de la ignorancia,
cuando el lobo feroz de la astucia
rehusó atacarlas por el mal estado
en que se encontraba el ganado...

No quiso ni acercarse
a echarles un vistazo/
ni a verlas de nuevo...
-Podía haberlas devorado a todas
de un solo mordisco-.

Así continúo...
por estos campos de Dios,
entre matojos silvestres que arañan,
piedras sueltas donde tropiezo y me tambaleo.
Ramblas polvorientas con arenas resecas,
terraplenes verticales... que nunca acaban.

Sin perro guardián que me ayude
sigo alimentando a estas ovejas negras
...esperando en la plaza del pueblo
un mal corredor que me las compre a ojo/
por tanto...
Para ver si cambia de una vez mi suerte
y me hago de un rebaño
de ovejas blancas.

Un comentario sobre “Pastoreaba mi rebaño de atrocidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s