Cuando te partes…

Cuando te partes...   x+
con la sonrisa prendida   
al cuello elástico y quebradizo
de un momento tenue/
perfilando poder seguir entero.

Cuando la suciedad de tu mente
plaga con su olor estremecedor
los órganos gelatinosos
del maniobrar inconcreto...

Cuando las farolas se quejan
auspiciando resplandecer
sobre tus acongojados
y oscuros sucesos.

Cuando no queda silencio
para ser escuchado,
ni maniobrar alguno
para salir estirado.
Es cuando nada dice un poco
y todo merece ser planteado...

-Entonces, las prosas
se cuelgan de sus talones,
para ser pacto del diablo-.


P.D.
¡Qué lo quieras.../ 
-qué desees algo no basta-!
Está la armonía, 
esa música/tareas 
con la que bailas y batallas 
                     a diario.

Rodéate de buenos maestros/
-generales de libros quemados-
para no echar a perder el tiempo...
Todo se pudre con gran facilidad
si no lo renuevas/lo mueves
             o te lo comes.




Rezaría una por una

Rezaría una por una          xx+
las piezas de mi rosario
si supiese que sirve para algo.

Bebería del sudor fresco de la tinaja,
trazaría sendas con mis dedos por su panza,
me emborracharía en su olor tibio de charca
...si supiese que sirve para algo.

Golpearía con las sandalias de soga la tapia,
hundiría las cordetas en la arena de la playa,
esperaría que se hinchasen y reventaran los pies
...si supiera que sirve para algo.

Envainaría mi cuerpo en el pestillo
para correrlo en el agujero del marco
con las virutas y herrumbres fuera del atasco
...si supiera que sirve para algo.

Me sumergiría en la sandía de verano
de cena en la puerta/relente, jazmín y hierba buena,
patinando con la lengua sobre las pepitas negras 
que molestan
...si supiera que sirve para algo.

Entraría en los huertos de lodo cuarteado,
volcaría sus losas, todas de canto o boca abajo
saltando, clavando talones y dedos descalzo
...si supiera que sirve para algo.

Me tragaría el aliento a cenicero,
a bolsa de basura con agujeros
y lo pariría de nubes de algodón de azúcar
...si supiera que sirve para algo.

Recalaría mis menudillos en la trastabilla 
de un flan,
esperando en un tic tac del reloj,
un coc coc, de la gallina y un te kikirikikikiero
...si supiera que sirve para algo.

Entraría en la iglesia de los santos fríos en invierno,
perfumada con incienso etéreo de respeto
tintineos y velas encendidas, mariposas y credos
sumergido hasta el galillo en sabor a cielo,
-ese que no tengo-,
...si supiera que sirve para algo.

Curaría los callos y llagas que me atufan
de tanta oveja “descarrilá” y moribunda
con sus guías de turismo que se inmolen al segundo
...si supiera que sirve para algo.

Reiteraría con una nota de régimen interior
todas y cada una de estas plegarías a Dios, 
-el Santísimo...-
si supiera que sirve para algo.

P.D.
Cuando piensas
estás poniendo cadenas al tiempo
y puertas a la esperanza.
El fluir libre de los sentidos
no debe ser sujetado
aunque parezca justo y necesario.

El pensamiento
sólo es un carcelero
obediente y obstinado.
Lo sencillo es ser uno mismo.
lo contrario es confusión y desánimo.

El pensamiento sólo debe ser un descanso
para encajar ciertas piezas del juego
pero este debe de estar libre de reglas.

Recuerda que todos tenemos derecho
a ser diferentes,
a que cada uno piense por sí mismo y como quiera.

Y no hagas caso del molde/-modelo de la educación...-
Intentan hacernos a todos iguales
para que con la misma ley/costumbre
encajemos
y tenernos obedientes/productivos/sujetos 
a sus intereses.

Y si rezar te sienta bien, ¡pues reza!
-¿A qué viene eso...?





Ser alimento

Ser alimento del Universo/    xx?
          paso, creencia, arcilla, sombra pequeña
         con el sol en todo lo alto.
Y sentir el dolor de las cosas como si fuera tuyo
como si fueras cosa...

El pensamiento también sufre
aunque de manera abstracta, de materia distinta...
Su carne/carga eléctrica... contagia a todas las células
y las castiga como si fueran sus esclavas
y él su señor.../pastor
con la honda del rey David de Miguel Ángel,
                            -su perro de ganado...-

Somos corriente, imagen magnética cristalizada
transformada/transmitida en/por organismos que mutan.
Leprosos que se decapan, se mutilan
         con las conchas del mar/mal...
Con la muerte esperando, pisándole los talones
le echan los trozos arrancados de su cuerpo
                          para que se entretenga
                    y no les devore todavía, a ellos...

El carro cruje, el conductor se balancea mientras la nave
sigue el curso del río ínfimo de la edad/sed 
                hacia el agujero/-hoyo de lo inerte...-

Podría haber sido peor, no lo sé...¿?
pero hoy voy como un pájaro abatido 
                       cayendo/
con la hélice del aparato empotrada en el cráneo 
en picado, en barrena...
Y no tengo ni la menor idea de cuanto pueda durar/tardar
                                -en acabar todo esto-.