La vida tibiamente,

La vida tibiamente,        xx
surtida de sus encantos
pasea junto a ti.
Y una vez más
cabizbajo,
sigues las losas
y continuas de pie.
Caminando hacia las sombras
como un niño asustado
sin saber dónde ir.

P.D.
Por lo general,
delante y detrás de un escrito
            hay un ser humano.
Respétalo y no lo traiciones,
es algo sagrado.
Como la Hostia en la Custodia
o el Misterio del Cuerpo y la Sangre.
“Comulgas, mueres y resucitas
en un santiamén”.

-¡Bueno, se trataba que iba/andaba perdido...!
Pues eso... que lo escriba.