Relámpago mudo…

Relámpago mudo...       x?
invasora cosquilla.
Lomo escamado
de volutas dormidas/

Quieren machacar tus muslos
las proas que se avecinan.
Pero altivos...
en su comba de túmulos,
tus miembros
se confabulan en un puño.

Hasta titilan jubilosos
con su cántico torvo/
acordes de orquesta,
cóncavos mozos.

Y de pronto...
un clamor bituminoso,
como insensato calambre ronco.

Te has estrellado con tu brío
en los velos rocosos...
Ese mural invisible
que modela de gusto tu dorso.

Y aspirando la calma
que anega cualquier soplo,
entre gemas núbiles
jadeas de gozo.


P.D.
Un buen polvo es toda una delicia
-nada se parece tanto a la muerte/
a lo que debe ser el descanso eterno-
Pero esta vez te imaginas que resucitas,
y es verdad/es cierto, 
porque te ves vivito y coleando...

Somos el instrumento de nuestro placer;
el cielo... aquí en la tierra tiene otro nombre/
El juicio final puede esperar
ya no tiene sentido si aprovechamos bien el tiempo.
Ya sabes/ mejor pájaro en mano que ciento volando- 
¡Follemos 
o si lo prefieres, -hagamos/practiquemos el acto del amor...-
¡Todas las religiones nos invitan a ello/
no pueden estar equivocadas!

Se abren las ganas…

Se abren las ganas... a "bocao" limpio       x
con la imagen lejana, pero traviesa,
de un culo redondo y dos tetas bien puestas.

Se abren las ganas sin pausa, sin tregua...
con los ojos clavados en la densa glorieta
de dos torres gemelas, firmes doncellas.

Se abren las ganas en pataletas y refriegas
envuelto en mantos perfumados de frutas selectas...
Dulces como el almíbar, espumosas como la cerveza.

Y sin darte cuenta cuando quieres retenerla
se cubren los ojos con la sombra sedienta
de hambres preñada, de sogas que tensan...
esa que casi siempre, cuando asoma, te desforesta.

Ahora, eres un capullo de seda cosido en su tela de araña,
...suelta sobre pedregales de rallies mafalda.
Un clavo en la carreta de la más humilde leyenda.
Una mota de polvo que le quita el brillo al mundo...
Un fusil de asalto encasquillado de falsas promesas.
Una puta vestal de Cnosos abierta en canal.
Un palacio de hadas/avispas en la cámara de gas
del ventrículo izquierdo de tu alma "almidoná".

Ya no vales "pa ná", ni para echarte "pa lante"
ni para echarte "pa trás"... ni para volver a empezar.
-Todo lo que empieza, -es un riesgo que hay que correr-
¡Ya!