¡Oh despertar…/

¡Oh despertar.../ mirad la mano!         xxx   
    No es la fuerza la que os suplica 
                     -es vuestro corazón-.
¿Se sabe al final 
qué gato le puso el cascabel al ratón?

¡Venga! Dijo...    
-me gustas igual que yo a ti-   
                        ¿De verdad...?
Y se quedaron del color de sus mentiras.


P.D.
Nos movemos por impulsos/
-el instinto.../su reverso  y sus secuaces.
Siempre esperando la respuesta lógica
a nuestras absurdas preguntas;
-algo que nunca sucede-
¡cómo es lógico/

Al final nos conformamos/adictos 
con nuestros propios engaños/ -piadosos
y necesarios-
para aplacar al destino...
-el sentido de las cosas-

La razón/ 
-así echada- como dado tirado al azar
y el placer que supone/ -no saber-
(no tiene precio...)

Somos el fruto prohibido de la verdad.
El perro que lame los dedos 
a los pies de su creador...