Lo que existe

Lo que existe puesto en entredicho/        xx?
                           -entre algodones...-      
              Las cosas no son como lo que son
                  y tampoco yo lo hago cierto.
-Ni a mí ni a todo lo demás-.

¿Dónde empezó a fraguarse el lío? 
       ¿A dónde me tengo/-puedo dirigir- 
        para pedir explicaciones? 
Mostremos el trofeo en la pizarra negra/emborronada
con la tiza del entendí-miento 
evacuados los despojos del estómago del león. 

¡No pudo ser!
Tu capacidad de adaptación no da para más...
El mundo sigue/
-¡Ay de ti, mi yo... 
que vergüenza tengo/me das!
¡Esas turbulencias, esas piernas tan enclenques,
esa mente tan ruin...! 
Ahora entre paños/alfileres 
              y esfínteres medio flojos...

Nunca volveremos a la raíz/mapa mudo de los deberes
de nuestro continente conquistado...
país/
paisajes de nuestra naturaleza
                                       y darle color.

-¡Blanco fácil Señor, ya puede disparar...!


P.D.
Lo pasado pasado está...
El castigo de la duda perenne no es la solución/
¡O es o no es... lo que sea que está pasando!
     Si no tenemos un punto de apoyo
    /una meta a la que dirigir la mirada.
todo se irá diluyendo para igualarse con lo demás
-como un azucarillo en el café-.

Es imposible destilar del alimento ingerido
cada una de sus vitaminas igual que lo fueron
en vida/momentos de lo anterior...
Todo pasa, nada vuelve de su pasado/
ni es la misma esperanza ni el cuerpo donde habitó.

Sólo queda el disparo final
nadie puede decorar algo que nunca ha existido...
Aunque lo hayas visto.
Somos el desgastado/ y deteriorado cuerpo
que busca otra vez la cuna para dormirse/
para toda la eternidad...
Piensa que descansados vamos a estar
para la siguiente vez¿?




El sueño en pijama

El sueño en pijama,              xx 
las ganas de hacer el amor en la cocina
fregando los platos de la cena.
El tv a todo volumen/por todo lo alto,
los vecinos dando golpes en la pared/puerta,
tu mujer con los cascos puestos
y tú con los nervios a “flor de hiel”.

¿Sabes qué me gusta?
Chupar a morro de la botella.
Igual que me como/parto las pipas con el filo/
puntita de los dientes.
Me gusta ese sabor salado que se queda.

Y la boca seca con ganas de tragar
un buen vaso de Seven Up/bote de gaseosa/cola.
Y jugar con la anilla/el gatillo de su revolver,
y entonces dispararle a lo primero que pille.
Así… a la primera de cambio y sin mirar.
Vale!?