Hay grietas de agua

Hay grietas de agua             xx
       y grietas de sequía...   
y un aljibe lleno de tinta... /en el cerebro/ombligo
 que Él
     ha inventado para ti.

No hay respuestas.../
cuando la pregunta es siempre la misma.
Lee... -me digo, y los espíritus se instalarán en ti.

         Ya saldremos de esta/no te preocupes...
-me continúo diciendo
Y amarse 
como el amanecer despelleja la oscuridad de su castigo.
Todos nos equivocamos alguna vez.../
la duda nos persigue/
                                  pero nos protege...

¡Ahí es donde quiero estar.
He soñado tantas veces con eso...? 
-¡Sí, 
el modo de hacerlo también importa/
aunque el resultado sea el mismo...
yo no te puedo salvar.

P.D.
No se trata de que la queja resuelva el problema,
ella es la primera 
de la que nos debemos soltar...
La actitud es la observancia;
el camino lo despeja el machete de la acción
la voluntad y el coraje
aunque el tesoro nunca está donde esperabas.

La vida es una serpiente venenosa
que ha mordido el filo del cáliz que has de beber
enroscada en la muñeca de tu memoria
mientras alzas la copa/
La fiesta sólo dura cuatro días y mil noches...
-eso es todo-/
El todo que está en tu templo/discoteca, 
ese hueso hueco y redondo 
como la pelota pinchada/desinflada de un niño
harta de puntapiés.

Este campo de juegos 
es la válvula de escape a nuestros fantasmas.
La pluma, la mano y los sesos hacen el resto...
Somos la escusa perfecta/cuña que separa 
y aparta las partes del mundo.
Somos el fin último de una pregunta
esperando las palabras en la boca adecuada...

Estar despiertos hoy no es mejor ni peor 
que dormidos el resto de la eternidad...
Ni saber lo que te llevas entre manos
quiera decir que así seas.
La niebla ciega tus ojos 
de la luz que limpia te deslumbra/ 
desatada de la muerte.
-Ser o no ser no importa 
                  si no lo sientes...-






 

Creo que estoy muerto…

Creo que estoy muerto...           xx?       
desfallecido en mí/ en la tela de araña.
Cascara hueca de seso, la nuez, la calavera y yo.

Noto como si algo se hubiera adueñado 
                de todo lo que hasta ahora soy...
¿Serán los gusanos que me devoran por dentro?

¡Oh Dios/Jesús de Nazaret!, 
          ¿por qué me has abandonado? 
¡Ten misericordia de este pobre pecador/
                           pescador del mal... -como Tú-!

[Inciso: hablo pero no soy yo/ni es otro el que escucha...]
Cabalgamos en el racimo de la explosión/
a lomos del Universo,
-palma y envés de la mismísima Trinidad/
                                       mano del tiempo-.
Y en nuestra mente, la oscuridad más absoluta del cosmos
tras los párpados/pétalos del corazón 
llenos de estrellas/
fuegos artificiales nada más cerrarlos/-sin olvidar...-
Sin ninguna posibilidad de que encuentren la luz/
ni la salida, 
como un rey Minos torpe y tramposo
en su laberinto de castigos...

En este coleccionable de caricaturas, 
-aptitud de hombre mediano- 
hay un montón de cromos/"estampitas repes" que nadie 
nos va/ni puede cambiar hasta completar el álbum
aunque sigas comprando, 
                               -que tampoco...-

Ahora Señor, tus lágrimas se han secado
se hacen eco en el polvo del camino 
              a los pies de lo primero que nos pasa... 
              Siempre serán un peto/
              feto envainado en el barro original 
              con el que jugaste para hacer muñequitos...
Hijos del fruto de una piedra mayor en su desprendimiento 
otra vez llorando/cargado por nuestra culpa 
con el árbol de la angustia de todo el sufrimiento del mundo 
tallado en forma de cruz.
-Gran parte de lo que hacemos al final se torna 
en nuestra contra...-

He vuelto.
-Toma un trago, ven y relájate. ¿Necesitas ayuda?
Cuéntame, ¿cómo te fue la vida al otro lado?
¿Viste la luz...?

Si te digo...
que no pude abrir los ojos de fuerte que era.
Mi Padre ha puesto focos/alambradas de concertina
                         y cámaras de seguridad 
                        por todo el perímetro de cielo.

-Yo diría, -más bien- que estabas tirado, borracho 
        delante del camión de la basura de tu cerebro 
                 después de la Última Cena. 

Y tú... veo que sigues igual, tan necio/vacío,
con ese lavado de cabeza -como al principio del poema...-
-Soy lo que me digas que sea
y tú lo sabes... cari¡?

No, no... no te confundas chaval. No te refugies en eso
para sentirte/sentarte cómoda-mente 
a esperar el Juicio
igual se suspende por falta de pruebas... 
o malversación de caudales públicos.

Recuerda... 
que cada uno debe elegir su ración/cuota de vida
en la porción/proporción equivalente de su muerte.
                         Aunque yo sólo fuera un "mandao", 
       -todos somos responsable de nuestro destino/futuro-.

-Ya, siempre y cuando se pueda elegir... no?



Como el cubo de aljibe

Como el cubo de aljibe       x
me doy un panzazo
o un culazo.
Me voy hundiendo lento/
muy lento.
Sin nadie que me tire...

Me voy bajo/muy bajo,
hasta el fondo.
Oculto tras el espejo de la superficie
atravesado por el cordel
cada vez más tenso...

No digo nada;
espero agazapado
mientras me ahogo en el sosiego/
hedor húmedo
de las paredes de la asfixia
que te respiran.

Ombligo/pozo/hoyo del mundo/
tierra que no mitiga mi sed...