Compota de libido

Compota de libido,        x+
bálsamo taciturno.
Saltimbanquis de cálices hipéritos,
                  truhán canijo.
Mortaja de papel,
oquedad sin tino...

¿Acaso desfilaron en tropel
los deseos en coro impío?
¿Acaso... hilvanando como el rayo
las nubes al llover,
no supe hacerme sitio?

P.D.
Nunca sabremos de que nos salvamos
ni a qué gloria/infierno pertenecemos,
porque la culpa no es nuestra...
-Nos viene impuesta desde arriba-.

Con el pecado a las afueras del deseo...
siempre habrá un desierto 
que cruzar esperándonos.

Sólo sobrevive el que deja de mirar
continua-mente al cielo.
¡¿Eres tú de esos...?!
Recuerda que somos el agua de nuestra sed/
-encuentra en ti/contigo la solución-.

Todos los pasos que damos es la vida
que nos espera...
Con un movimiento tuyo 
bastará para salvarte.

La Tierra que hoy nos soporta
mañana nos habrá devorado.
Somos polvo en el camino/
sombra sin luz.
Disfruta... 
todavía estamos encima, ¿lo notas?

-Ufff, cuando te pones espeso...
          



La vida es una mortaja…

La vida es una mortaja... una mandanga/   xx?
martingala
venda que nos lía como a momias
cuando aún estamos conscientes, calentitos
                             -vivitos y coleando-. 

Tendríamos que desvestirnos/desvivirnos
desvalijados/
desvirgar nuestro amado modelo -al desnudo del ser-
                -solos ante el patíbulo del pasado 
                 ante nuestro presente futuro-.
Para que nos unte bien, nos embalsame el fornicador/
fornido verdugo... -el tiempo-
Y nos apriete las carnes, 
nos prepare para la otra vida
                    como se cura un jamón...

Para que no te pudras más de lo que estás
ni huelas de esa manera tan peculiar/
particular tuya 
antes de irnos... -saladitos en conserva
descomponiéndonos en la lata 
por un agujero 
por el que decidimos entrara la luz-

¿¡Pero de qué ungüentos estamos hablando, cari...!?
De una coraza de acero y algodón por dentro
protegiendo nuestro corazón
con fibra de vidrio, carbono14/metacrilato.
De unas pastillas eternas/sana-lo-todo. 
De unos calzoncillos de oro macizo.
De un puñal/pañal de diamantes.
De unas gafas de sol graduadas para cada ocasión.
De un pene, vagina insaciable 
-súper reconfortantes-.
De una mente hostil/volátil/versátil 
y articulada para cada artimaña¿? 
No creer en nada... Es eso?
¿Morir joven...?

Ahora te toca a ti....
¡Sigue con tu retahíla de deseos!
Súmate/súbete al carro/
                 noria de los despropósitos.  
Ven... soy tu hada/ninfa madrina
             que arde en pasión.../

-Cierta pizca de locura -veo que te sienta bien-
podríamos llegar a un acuerdo¿?