Un rasguño

Un rasguño es algo mágico...   xx?  
ilógico 
Hoy vivo en él/... -de alquiler en su herida-
                             y vuelta al disparo
al rostro de tantas cosas dejadas/quedado atrás/
ya casi muertas... -en esta apestosa ruleta rusa-.

Su silbido de antaño/susurro de la bala 
atravesando el aire y mi sien... -crujido-
me despierta en la noche 
como tantas veces lo hizo antes... al uso/ 
por diversión, -porque sólo era un juego-
Y me doy cuenta... y la vuelta
con ese orgullo/regusto a melancolía
de plomo lamido en su enjambre del cargador/
ensanche de babas y de dolor en el interior de la vaina 
transfiriéndote a las afueras.
Fijándote pasajero en la misma nave de lo que esperas 
                       y escapamos al mismo tiempo...

Pero ya nada significa lo mismo...
Esa prohibición de no dejarte huir; 
-el desaparecer por completo- ya no es una prioridad
porque quieres/sientes
               que aún no está todo dicho/ni hecho...
               y el no poder hacer algo más por ti
                      se convierte en una quimera
pero insistes...

Has burlado los planes de tu destino
-una vez más-
mientras gritabas de contento por la calle...
-a los cuatro vientos-
y te detienes a ver lo que pasa,
algo pasa.../ 
algo que no está escrito... -es el eco de las sombras
del disparo por hacer-.

Trapicheos de malabarista perroflauta...
con su moneda de lástimas/limosna que cambia de mano, 
la mano de cuerpo/
el cuerpo de alma y vuelta a empezar...
-con ese sabor a metal de la bala
ya entre los dientes-.
Fin.


P.D.
El que avisa es un traidor.
Cualquier anuncio es la derrota de su causa
...la cobarde respuesta a ninguna pregunta/
Si lo cuentas... igual ya no existe.

Ser es hundirse en el silencio de la voz pensada
y saber de lo callado su veredicto
sin ningún otro alarde de naturaleza animal...

Lo que es/lo que pasa/lo que está -nunca muere-.
Sólo la realidad de lo tangible es intransferible/
inmutable.
Somos/nos vemos por el vapor de esa idea 
condensada en la tapa de la olla del cerebro.
Agua tibia con alguna sustancia... -neurona nadando-
nada más/

Noto el pulso/

Noto el pulso/ de mi corazón             xx?.
            en el ojo izquierdo, junto a la sien/
como un puñal clavándose, que avanza por las descargas
de los continuos cambios de tensión/razones 
en la ciudad perdida...

Y esa muerte mecánica/efervescente entre lo mágico
en un terreno dado de lo no concebido
                             que jamás hemos alcanzado
       tiritando en el portal del orfanato del miedo...
-cada vez que te miro/o veo venir-
desatinada

¿Y qué decir a su paso/en el pasado, -el de tu fantasma-
                               si ya no estás conmigo?
Alma que se alarga/lugar/rama menuda que se asoma/
doblega/balancea...
 ya de lejos olivo en el pico de la paloma negra.

Nunca nos pide nada/sólo soporta/pregunta...
cuándo/cuánto/cómo
nos queremos marchar/machacar, -y alza el vuelo-.
Sin rumbo...
Luego de su silencio largo/callado/
inquebrantable/vertebrado...estocada que nos atraviesa  
igual que un pincho de Vlad el Empalador
       príncipe de Valaquia y de las tinieblas.
       Nuestro resplandor entrando por la ventana
para convertirnos en cenizas...

Y, no obstante...
No hay ninguna ilusión mejor que se desnude hoy en día/
                                   ante mí que tú...
-con toda la mala leche/noche que nos dimos aquella vez-
                             ¿Te acuerdas...? 
                       Cuando todavía nos queríamos 
y la sopa corría de la mesa a la cama...
y de los chocolates con churros o bizcocho calientes
-que estábamos tan zumbados que perdíamos 
el apetito-/

Lo estoy dejando casi todo en orden/-mi amor- 
odio, rencor, recuerdos etc.
Pero es que.../me llaman desde el rellano de la escalera
                               al cielo... -entiéndelo- 
Nos diseccionamos juntos con esa la voluntad de clases.

Sigo dando vueltas desde donde vine... 
-de continúo hacia ti-
              a la primera idea en la que te tuve/
y cuanto de mi imaginación me ve contigo -se agita-
          desde la primera vez que me hiciste tilín
como las faldas de una bailarina turca/sufí.
¿No lo has notado?  
     ¡Qué mareo... insobornable/!

¿¡Cómo no se van a caer las casas/los árboles del bosque
                                      a nuestro paso!?
Todo el mundo roto/en hecatombe/achicharrado
y apoderarse de mi tedio tanta hermosura/revolución
de la naturaleza una vez en el suelo... 
de todo lo tuyo... -ahí interviene lo sagrado-
y de nuestro camino entre-cortado.../   
                   y el canto de sirenas de lo nuevo...
que se perdió por el camino
con ninguna enfermedad incurable en su vehiculo al hospital.
¡Y no es verdad que todo sea/siga igual?
                  Porque esto toca a su fin.
              Sorprendente relación... de jugos/en juego.

Sé que te gusta viajar con el pensamiento/la lectura
te entusiasma/ayuda a dormir al acostarte...
-mejor que un polvo-.
¿Estás despierta verdad? 
¿Has escuchado algo de todo esto...? De lo ingrato que es/
Parece que no hay nadie... no contesta/
-sigue durmiendo mi amor...-
Somos el mejor ejemplo 
           de lo que se deja a los pies de la cama
                              de un día para otro.

Me llaman, me tengo que ir.../ -game over-
                     la partida ha terminado/
me voy a ver la tv/a echar otro rato delante de la caja 
               ¡tonta! o del ordeñador...
-Espera... decías algo¿? 
Dale al botón de la cafetera cuando te levantes/ 
...anda!