Somos susto

Somos susto y a decir verdad...         xx+
                 una muerte anunciada/-de idiotas-. 
Un suplemento de revista, un complemento más de la nada.
Caminamos sobre una nube...   brisa/núcleo del viento/
pluma de pájaro...    
ave que sueña.../   -camino del paraíso prometido-.

¡Todo se parece tanto a todo...?!
Las mismas jugadas/la misma partida/la misma película...
Protocolos de un vividor/producto manufacturado
a pie de calle/a puerta cerrada.
El espíritu que se enroca
           y la angustia...

¿Qué te estás haciendo?, ¿de qué vas...? 
                                  ¿Y ahora qué?

«Donde vayas/de donde vengas me da igual...» -me digo-
Voy a ser tan idiota/infeliz o más en todas partes
como en ninguna...   De todos modos debo retirarme
          la elección/suerte ya está hecha/  echada.
El tiempo extra toca su fin/se ha desliado...
    ha destrozado los engranajes del reloj/
y lo ha hecho a lo grande.
La espiral de acero me ha dado rota en los morros
                        cuando menos lo esperaba...
El cabo del día termina/llega a su última página
                     la partitura de la cadena/
eslabón de la condena/demasiado maduro ya declina.
-Y desistir...-
Creo que tuve que haberlo visto/presentido/
rumiado antes.
                     Y no haberme quejado tanto...
El futuro estaba en su corazón/la razón lo penetra
    y hoy gime triste/aletargado/
    hasta ha adelgazado.

Las costumbres se mueren/desviven/desvisten
       con lo que llevo puesto, ante mí abatidas/
       sangrientas/chorretosas/
embutidas en una morcilla de cereal fósil.
                                  Resignación
que se reproduce como una traición/-campo de minas
abandonado...-

Los límites de mi insatisfacción/
su esperma/presencia contable/    aúlla
             en la prometedora noche más oscura.
Su embrutecimiento visceral se despreocupa/disipa/
desparrama/depura
con una prolongada elasticidad exultante/
             inacabada amargura ante el abismo
de no dejar de ser siempre el mismo.

Todo eso cabe en mi irrisorio esperpento,     
                       uno de tantos títeres
que maniatado ya sabe de su verdadera medida/
plasticidad/fisuras...
Tus glándulas de grasa son el único abrigo 
que te queda
                        y la ilusión/ideal.
Duro relámpago/murciélago constreñido 
que zumbado avanza
       desde el fondo del cráter
por el que saliste de la muerte.../
de la madre carne/tierra.

Al límite de la sinrazón/ni ayuda suficiente.../         
en el abandono.../ -extinto/excluido de la promesa-
la verdad también ha envejecido
sedienta de su sed se rinde/postra ante el adversario.

Desesperada piedad la mía/        La beso
       lamiendo la calavera irrevocable de lo pasado.
Rota/mortal/extraña/   ya te conocía
pero te cansaste de latir/huir
y de su fingimiento...      

¿Por qué este grito interior que no atajo?
                        ¿Qué me duele ahora...?
                               ¿Qué es?
Si tengo palabras/emoción protesta/enjundia...
trampas y sedal/cebo...          ¡No lo entiendo?!
¿Qué olvido pasajero/ruta cambiante/perdida excursión
ya inmóvil ha zarpado/ha salido
  dejando a todos los demás en tierra?
Desgajado del antiguo idilio/equilibrio 
que se corresponde
y corrompe...
              ¡Dejo de ser digno desde ya!


¿¡Y tú quieres ser algo!? /

¿¡Y tú quieres ser algo!?    xxx
¡Pobre infeliz!               
¡Cada vez que lo pienso…
se me hacen las sandalias chanclas!
¡Vagabundo, pincho virtual, encurtido!

Buscas un país, un mar, un cielo 
para darle forma a tu trola...
[“bolica” del mundo/botica de Frankenstein]
Pero qué tipo de deslealtad es esta… 
¿De qué se trata?

Te imaginas al arco iris de otro color.
¡Aguanta...! [Age quod ages ("Haz lo que haces")]
¡Sigue, continua!
El cambio no siempre es la solución
ni la salida.
Observa a la madre naturaleza
                cómo actúa...

Muda su piel el eucalipto entre/
bajo una lluvia de pestañas de sisal/seda.
Le acompañan ramilletes de peonzas
trompas sueltas y pequeños cálices verdes.
Oro sucio que tamizan la alberca de harina
como diminutos bichillos.
Nadie, absolutamente nadie
salvo una mancha... -huella en su tronco/ramas-
deja/delata/observa alguna señal de su desgarro.

La araña teje indistintamente en las flores
como en las púas del cactus
su trampa guarida/nido de amor.
Y hasta ahora
continúan cayendo los insectos igual de bien...
y procreanotro tanto de lo mismo
mientras devoran/degluten a su amante.

Hay un techo púrpura/rosa intenso
por la mañana, al amanecer
que impone que quita el hipo y relaja
e invita a la reflexión/vuelo del espíritu...
Al atardecer se incendia el horizonte guisando/
cociendo el día para los "malhambrientos" hijos de la noche.

Y así desde que el mundo es mundo. ¡Payaso/papagayo!
Y nadie, nadie le ha puesto peros ni pegas...
¡Nadie se queja de la manera/modo
cómo lo haces tú!

¡Anda...recapacita un poco a ver 
lo que no has entendido/estás haciendo mal
                 de la función...