Si paseas

Si paseas sobre nubes grises     x?
de cielos nublados
y no sale el sol...
ya verás a la fría realidad,
que en mesa sin cubiertos
te han de dar.

Y si quieres abrazarte a algo
que amas de verdad,
verás cómo te engaña
y lo perderás.

Porque todo cambia,
nada vale ya,
todo es relativo,
sigue siendo frialdad.

Todo se marcha
a un ¿qué será...?
y no puedes sujetarte
a nada más.

Y entonces...
te ves obligado
a vivir como los demás;
con indiferencia y
falsedad.


Mi a-isla-miento…

Mi a-isla-miento...   x?
es la única defensa que conozco
para impedir tu inhumanidad/indiferencia
                      maltrato psicosomático.
             
En otras palabras;
lo que pienses tú me da exacta-mente igual
pero... 
me gusta quejarme.
-¡Cualquiera diría que te están matando,
por Dios...!
¡Pero es que se trata de eso!
        ¡¡Me están/s matando!!

-Admito trabajo hasta tarde,
puedes continuar así... 
         -todo el tiempo que quieras-
me resbala/me la suda!

P.D.
Hay un momento alrededor de cada persona/
en cada problema
desde el cual nos podemos defender/proteger en su hondura
          -como un guerrillero/borracho buscando su hogar-
dar con él es nuestra meta y sé tú el vencedor... 
su valedor.

Ten en cuenta que hay algo sagrado en la idiosincrasia 
de las especies...
como eslabón perdido/un resumen de/en cada cual/
un empeño de la creación para que nos entandamos.
Ser educado/adecuado a la naturaleza de las cosas
                    como el agua y el viento...
facilitará tu aceptación/adaptación al medio/
las gentes/y de sueños...
orgánicos e inorgánicos su aliado.

Nuestra imagen nos traiciona/es un imán de exigencias
frente al espejo del yo absoluto
-con el que siempre estamos en pie de guerra-
y te hundes en la profundidad de su reflejo
porque no paras hasta parecerte a él
                             perecer con él/
Como el silencio de una respuesta imposible...
perseguimos una utopía... un espectro/
Nada que no tenga solución.

Si cualquier compañía/relación te causa dolor y sufrimiento
lo sorprendente del acto sería quedarte lejos...
hay que luchar.
Nadie en su sano juicio
abandona el campo de batalla al que ha acudido
voluntariamente/
Esa facultad de poder decir que no
vale su peso en oro... pero es una derrota anunciada.
No caigas en su trampa.


-Y vivir de/con esa falta para siempre 
                         también es injusto verdad¿?
¡Estoy harto!/qué asco... siempre igual...
¿No te sabes otra canción?

Orar en la capilla del Señor es demasiado dulce.
Me gusta más la vida salvaje/de imprevisto... 
esa que de pronto estalla como un proyectil de guerra
                       olvidado bajo tus cimientos.
              Como un terremoto de amor...
              en la ciudad sin ley del corazón.
-Eso no es amor... imbécil/ es una tragedia.
Me gusta el pan con chocolate y un vaso de leche preparada.
-Ya, y a mí!