No quiero

No quiero saber nada    x    
de ese estúpido bastardo
de ese concepto crítico/cretino...
¡Cómo si alguna vez lo hubiera conocido!
¡Já...!

Dicen que
cuando te posee te encadena/
encarcela.
Si te olvida, lo deseas.
Si lo abandonas, te deja.
Si lo buscas, no lo encuentras.
Si lo tienes, te sobra/te devora.
Si lo vieras, no lo conocieras.

Cuando crees haberlo presentido,
antes de que acabes completamente loco,
su zumbido te deja sordo,
te vuelve idiota de solemnidad.
Hasta el aborrecimiento,
hasta el culo del mundo,
hasta reventar
en cada y a todo momento...
Sus demonios/dominios no conocen
ni conceden fronteras.