Acurrucado entre la serena

Acurrucado entre la serena         xx?
tórpida despreocupación 
la mañana se escurre por la pared
como un cuerpo recién follado
...desvaneciéndose
hasta quedarse dormido/sentado en el suelo.

Es igual que ayer, que el anterior
y que el presente futuro en liza...
Todos en su antro/prostíbulo
con la incertidumbre en la desesperación/
desproporción de la cacería...

Quédate conmigo, no te vayas,
aún no he terminado... -me dijo-.
Al poco soñaba con ella.

El edificio está vacío.
¡Qué complicado es todo esto!
No recuerdo lo que hice después...

Que echen a rodar

Que echen a rodar nuestras cabezas           xx+
-cortadas a temprana edad-. 
Lancémonos en peregrinación/persecución
cuan balones fueran...   -y juguemos con ellas-
como si nunca hubieran tenido vista/oído/
olfato.../                   ni cuerpo...!

Dejemos volar la imaginación del dragón dormido/
-de su interior-
           del conjunto de la estatua de bronce
en lo alto del edificio/esqueleto/azotea...
Dejémosle soñar para cuando despierte otra vez
buscando donde caerse muerto.

Levantemos con fuerza la tapa de nuestro sepulcro
              y arremetamos con ella al gentío.../
-cortejo fúnebre en retirada-.
Aplastemos con la voz de nuestro nombre
la cucaracha de vida mundana/     insana...!
de la que nos hemos ido alimentando día a día. 
         Para volver.../ y descansar para siempre
en un lugar apartado/       -cautivos pero con honra-.
Donde los malos hierbajos no enturbien nuestra mirada
al incorporarnos por última vez 
a contemplar la tierra...

Un momento...
Si miras.../ -y te fijas en el segundero con atención-
el tiempo parece que se detiene.
¡A que sí...!?
-¡Eh! Que hemos llegado...
            ¡Ya está bien por hoy!

Pues/eso...  /otro beso con queso.
  -¡Qué besucón eres.../fantasma!