Un grito tendido

Un grito tendido            x+
en el tejado del Universo...
mudo por el inquieto
y fulminante suspiro del deseo
que se cierne sobre el espejo,
que reparte tu imagen por entera
en la tibia habitación de tu cuerpo...
-Eso es un beso-.

Tus sentidos rendidos
en el bolso de las oportunidades
por los grandes almacenes...
como cabras sin rumbo
de los stand que no sales,
desplegando a tus infantes
por el campo de batalla
de nadar por los desagües.
-Eso es magreo-.

Una voz que vuelve tu mirada
allí donde estás sentada,
en el jardín de las delicias
de las sillas aterciopeladas,
entre arbustos y cabañas
que te invitan a una fiesta
de serpientes venenosas
con antídotos que no tomas...
-Eso es el sexo-.

Repartir ofrendas laureadas
en carruajes de corceles bravos.
Soltar el collar de perlas
que engalana el ancho campo
con un mordisco certero
en la encrucijada de los huesos santos.
Relamer lo sucedido mil veces
y volver de nuevo
con un...
¿Por dónde empiezo?
-Eso es... eso!-.

No todas las noches

No todas las noches sufrirás          xx
la inclemencia tributada
por las garras feroces
que quieren estrujarte/aprisionarte
y romperte a jirones...

Casi todas las noches
viajarás vagabundo, 
liberado del viejo tiempo
que no pudo ser... y te aborda
como una musa/muda invisible
inviable.

Puede que te rompas el espinazo
o el esternón con su tibio abrazo.
Puede que te vuelvas del revés
como momia deshilada
en mitad del desierto.

Pero pronto la mañana llegará
y te inundarás de ella flotando 
entre los colchones salvavidas 
ciego de un sol de plata/plástico...
Todo será sonrisas,
todo será amable y guapo.

Incluso los edificios de las esquinas
que tuercen las calles,
esas que no viste al levantarte.
En las que tantas veces caíste
o te resbalaste...

Esas que te tragan
por los ojos de sus desagües,
esas que te escupen y devoran
desde los andamiajes que montaste...
esos que luciste girasol y vil piltrafa.
Se pondrán derechas y firmes,
en cuanto tú se lo mandes.

P.D.
Somos
de nuestro deber una obligación...
de los actos la esencia/
de la vida su muerte,
del alma su fuga.
Somos tan libres/o felices 
como lo sintamos... 
-Hacer es ser-.