Tengo un juguete

Tengo un juguete que me da alegría           xx+
...suele estar medio atontado
hasta que se deslía.
Parece enojado/como que desconfía.

Algunas veces... me pide muy amable,
para dormirse, 
que lo meza en mi mano
sin arrullos, ni cantos.
Y se duerme muy de prisa, como “embobao”.

Le gusta estar meloso
por aspersión o por goteo,
...rebozadico por las charcas de brasas
en busca del Dios del trueno.

Lleva dos ruedas de repuesto,
por si pincha o padece sobre esfuerzo.
El siempre es muy atento...
-no deja nada al azar-
al destino lo lleva de pleito en pleito.

Tiene un sueño muy profundo cuando duerme,
y otro perpetuo cuando está despierto;
...hacer con su badajo slalom en la campana,
hacer que tomen vuelo las palomas por el cielo.

Yo me lo llevo de paseo,
porque mantiene el tipo sin muchos esfuerzos,
tiene garbo, es coqueto y muy tierno.
Se dice que es puro veneno,
porque le gusta matar muriendo-
y muere cuando no muere, me dice...
Es tan místico y espiritual
que a veces, aunque quiera,
no lo entiendo.

Qué muñeco más complejo tengo.
De todos... el mejor,
el más flexible y alborotador,
el más reflexivo y explosivo,
el más tremendo.

En el fondo... es muy simpático y bonachón,
por eso, a mí me gusta
tenerlo siempre contento
y juego a menudo con él,
-siempre que puedo-.








No sabes a qué lado

No sabes a qué lado de la campana         xx
le toca golpear...
Ese badajo ahogado, enrarecido
gritando.../-hablándole al cielo-
para que vuelvas una vez más
al templo que te dio un nombre/
a los santos que te velaron
y te vieron crecer.
A la tierra en la que conviviste
/a los olores que compartías
-en los que navegaste-.
...A los días, horas, años
que pasasteis juntos.

Pero ya has perdido la cuenta del volteo
en ese silencio hueco/ -terriblemente vacío-
entre zarpazo y zarpazo...

Se han borrado de pronto
las huellas del camino,
los dictados de la memoria...
-los apuntes/anotaciones de tu mente-. 
Los escritos que tomabas ayer
hoy están en blanco,
no quieren que los perturbes/
que les molestes.
Están haciendo contigo/de ti... borrón
y cuenta nueva.

Tu queja/adiós... ya no le importa a nadie.
Estás solo, ciego, -en medio/
mitad de la plaza-
esperando que te lleven
/que te saquen a hombros,
alguien que cobra por hacer eso...