Fiera y cruel…

Fiera y cruel se desliza por tu imagen           x+
esta hélice de arcilla 
que aviva mi sangre.
Penetra en el crepúsculo de mis ondas
rompiendo la tibia canción que te nombra...
hasta detonar y explosionar 
los viejos cartuchos
en la recámara de la trastienda 
                    de mi botica.

Tus ojos altivos y serenos
con su cincel han roto el cerco,
se adentran en la fontana clara,
donde flota el leño tierno...

Guirnaldas hechas trizas
se alborotan con las huestes del asedio
...en el puente de playa,
de tus espléndidos portentos.

Me ahogo en este acuchillamiento,
“vomitá”/babas de mi palo miel de higo...
Trepanando la quijotera tela de la bragueta,
templete de marajá/“descojoná” de mico.

Sin ideas, mis generales cobardicas
se rinden a tus pies;
con un fax abdican...

Poco después,
cuando te descuidas...
se rearman, te suplican,
y tú les dejas escalar/
moler la perla rosa
      que las olas cobijan.

De pronto...
en ejecutiva de apremio,
resbala en las uvas de la ira,
adelgaza su tripa desobediente,
se casca de bruces,
   se rompe la frente.

No sabe el idiota,
que su lindo capullo
hasta dentro de un rato
             no florece...
-se quedó mudo-.

P.D.
¿Querer no es poder!.

¿¡Y tú quieres ser algo!? /

¿¡Y tú quieres ser algo!?    xxx
¡Pobre infeliz!               
¡Cada vez que lo pienso…
se me hacen las sandalias chanclas!
¡Vagabundo, pincho virtual, encurtido!

Buscas un país, un mar, un cielo 
para darle forma a tu trola...
[“bolica” del mundo/botica de Frankenstein]
Pero qué tipo de deslealtad es esta… 
¿De qué se trata?

Te imaginas al arco iris de otro color.
¡Aguanta...! [Age quod ages ("Haz lo que haces")]
¡Sigue, continua!
El cambio no siempre es la solución
ni la salida.
Observa a la madre naturaleza
                cómo actúa...

Muda su piel el eucalipto entre/
bajo una lluvia de pestañas de sisal/seda.
Le acompañan ramilletes de peonzas
trompas sueltas y pequeños cálices verdes.
Oro sucio que tamizan la alberca de harina
como diminutos bichillos.
Nadie, absolutamente nadie
salvo una mancha... -huella en su tronco/ramas-
deja/delata/observa alguna señal de su desgarro.

La araña teje indistintamente en las flores
como en las púas del cactus
su trampa guarida/nido de amor.
Y hasta ahora
continúan cayendo los insectos igual de bien...
y procreanotro tanto de lo mismo
mientras devoran/degluten a su amante.

Hay un techo púrpura/rosa intenso
por la mañana, al amanecer
que impone que quita el hipo y relaja
e invita a la reflexión/vuelo del espíritu...
Al atardecer se incendia el horizonte guisando/
cociendo el día para los "malhambrientos" hijos de la noche.

Y así desde que el mundo es mundo. ¡Payaso/papagayo!
Y nadie, nadie le ha puesto peros ni pegas...
¡Nadie se queja de la manera/modo
cómo lo haces tú!

¡Anda...recapacita un poco a ver 
lo que no has entendido/estás haciendo mal
                 de la función...